El estilo Art Deco nació en los años 20’s y 30’s, pero ha vuelto a ser tendencia gracias a sus formas geométricas, tonos contrastantes y materiales metálicos. Esta decoración es una incitación a combinar distintos colores, tramas, figuras geométricas y tiempos.

El color que no puede faltar en este estilo es el negro, tonos como Anthracite 25-19 o Black 25-17, estos colores muestran elegancia y seriedad. Úsalo en muebles, accesorios y arte. Otro color que pertenece a este estilo es el marrón chocolate como Dunsmuir 11-19 y se usa para darle calidez a la decoración, si quieres tonos neutros o un poco más claros puedes optar por el beige como Cashiew 9-1. Para crear el contraste tan importante en este estilo, se usan los tonos verdes (Triton Green 23-17, Antique Green 17-15), lavanda (Blooming Iris 28-10), rosa viejo (Lotus 2-8), celeste (Kitten’s Yarn 26-6) y rojo (Vibrant Red 4-12).

La iluminación en este estilo es otra forma de demostrar estilo y opulencia, los diseños deben ser simples pero únicos; este es un estilo de decoración retro que renace para crear un ambiente que va entre lo moderno y lo vintage. Si eres de las personas que optan por algo sencillo, la mejor recomendación es que pintes tu casa de un color blanco (Ancestral 20-1), esto le dará una sensación de luz y amplitud a tu hogar.

Si deseas puedes utilizar otros colores, pero es muy importante que se destaquen los muebles y el resto de los objetos que utilizarás para ambientar el lugar, ya que las paredes no serán las principales protagonistas. No olvides utilizar espejos grandes, el uso de cromados y elementos plateados son de vital importancia en el estilo Art Deco.