Los pisos de parquet requieren un cuidado diferente a otros suelos, ya que la alta sensibilidad de ciertos químicos pueden ocasionar daños irreparables. Sigue estas recomendaciones para que los mantengas con brillo y en buen estado.

  • El polvo es uno de los peores enemigos del parquet, debido que la suciedad tiende a pegarse y resulta complicado de eliminar. Para evitarlo debe barrer regularmente con un cepillo de cerdas sintéticas suaves o una mopa.
  • Se debe evitar el uso de calzado dentro de la casa, en especial los tacones y los deportivos los cuales rayan la madera. Además los restos de humedad puede mancharlos o desarrollar moho. Lo recomendable es colocar una alfombra en la entrada para retirar la tierra o piedrecillas.
  • Al derramar algún líquido se debe actuar rápido. Sécalo inmediatamente para evitar que se filtre entre la madera y el piso. De ocurrir así, se puede utilizar un secador de cabello y pasarlo por la zona afectada, procurando que esté en temperatura baja y a una distancia considerable ya que se podría quemar la superficie.
  • Para barnizar el piso de parquet puede utilizar Esplengloss, diseñado especialmente para proteger y decorar las superficies de madera proporcionando películas de excepcional dureza, tenacidad y elasticidad. Para aplicarlo el piso debe estar completamente limpio y seco. Luego lijar las imperfecciones, aplicar la laca transparente y dejar secar por 72 horas.
  • Con el tiempo, el sol llega a decolorar el piso de madera. Por ello es importante mantener las cortinas cerradas cuando no se esté utilizando.
  • Para que los muebles no rayen el parquet se puede colocar pequeños cuadros de tela para que no se muevan y dañen el piso.
  • Los cambios de la humedad ambiental puede generar contracción y expansión de la madera. Para reducirlo se puede emplear un humidificador durante los periodos secos y ventilación en los tiempos húmedos. La temperatura ideal debe estar entre 35% y 65%.
  • Para ocultar los arañazos del parquet se puede colocar sobre el rayón una mezcla entre betún (de color similar al piso) y cera, dejar secar por 30 minutos y frotar con un cepillo suave hasta que no se vea.
  • Para lavar el parquet se debe hacer uso de productos especialmente fabricados para suelos de madera. También se puede añadir al agua un chorrito de vinagre, lo cual no dañará la superficie.