Decorar las habitaciones con un estilo clásico es posible si utilizas el color blanco en tus espacios, este color también te proporciona luminosidad y crea la ilusión de un espacio más grande. Sin embargo, para acertar en la decoración sigue estos consejos: 

                    

1. El blanco permite la combinación con otros colores, así, evitas la uniformidad. Puedes utilizar tapicería, cortinas, alfombras o cojines en colores fuertes.  


2. Puedes jugar con diferentes tonos en blanco y crear un efecto degradado para no tener una habitación 100% en blanco. La versatilidad del color te permite integrarlo en cualquier tipo de decoración.

      3. Elige el blanco para las paredes y los muebles de madera para crear un espacio natural y puro.


Sin duda, el blanco es un color que no pasa de moda y puedes aplicarlo en distintos ambientes. No importa el estilo que desees crear si utilizas la combinación adecuada.