Si en casa no tienes una terraza, o patio para aprovechar el sol y la luz del verano, si sólo tienes un pequeño balcón en alguna ventana, puedes disfrutar de desayunos mágicos con el aire de la mañana, o una copita de vino por la tarde. Te traemos algunos tips para que hagas de tu pequeño balcón un paraíso de verano.

Al tener un espacio pequeño, el primer paso para decorarlo, es escoger la función del balcón. ¿Quieres tomar sol? ¿Aprovechar las mañanas frescas para desayunar? ¿Leer? No tendrás mucho espacio para muebles, por lo que es importante escoger los correctos.

Necesitaras una silla cómoda. Si quieres almorzar desayunar o cenar, también necesitarás una mesa. Si quieres tomar sol, necesitaras espacio para acostarte, o por lo menos estirarte.

La mejor manera de aprovechar el espacio es utilizando bancos en las esquinas y sillas plegables que puedas guardar cuando no las uses. Recuerda que las mesas redondas son la mejor solución porque al no tener ángulos, ocupan menos espacio.

Recuerda escoger muebles para exteriores, para evitar que la lluvia y el sol los dañen. Los muebles simples y de buena calidad, son una buena opción ya que puedes agregar estilo y personalizar el balcón con accesorios. Complementa la decoración con macetas colgantes, puedes colocarlas sobre la barandilla, o en la pared de forma vertical o bien suspendidas desde el techo.

Otra idea que genial para decorar es integrar el espacio exterior con el interior. Organiza tu balcón de modo que puedas tener la mayor parte del tiempo la puerta abierta, así el espacio interior se combinará con el exterior para crear una mayor sensación de amplitud. Marca la continuidad con las plantas y con elementos decorativos, como velas o candelabros, y planifica el espacio del exterior de modo que se vea llamativo desde el interior.