El estilo de decoración blanco y negro fue muy utilizado en los años 20. Actualmente, sigue siendo un estilo preferido para la decoración de interiores debido al contraste que proporciona la combinación de estos dos colores.

La combinación entre la luminosidad y limpieza del blanco con la elegancia y sofisticación del negro logran un estilo muy distinguido en cualquier parte del hogar. Sin embargo es importante decorar con la proporción ideal para conseguir equilibrio y armonía en el espacio. También es importante añadir un toque de color en la decoración, esto lo puedes logar agregando plantas o pequeños detalles como cojines, lámparas, etc.

La iluminación es importante en un ambiente blanco y negro ya que el blanco es muy luminoso y el negro muy oscuro; si la habitación está poco iluminada no se apreciará la decoración el diseño. Es esencial colocar los muebles teniendo en cuenta la ubicación de las ventanas. Los muebles oscuros se verán mejor en lugares donde llega la luz, mientras que los elementos de color claro pueden iluminar las zonas sombrías.