Una escalera puede ser un elemento decorativo y a la vez funcional, la cual podemos incluir en espacios de distintos estilos ya sean rústicos, modernos o industriales. Las escaleras nos ofrecen variedad de usos, por ejemplo, revistero, perchero, estanteríía, puede ser usada para colgar bufandas, carteras o bisutería.

Hay dos tipos de escalera, por un lado está la escalera alta de un solo pie, que apoyada a la pared en un pasillo o recibidor queda perfecta ya que con ella conseguimos el efecto de perchero sin usar mucho espacio. Por otro lado está la escalera plegable de doble pie, esta última es ideal para usarla como mesita de noche o de muchas otras formas como te mostramos en las siguientes fotografías.