El mecanismo de una polea es sencillo, ingenioso y bastante antiguo. Aunque existen poleas que han derivado en diseños muy variados en distintos materiales, las genuinas son las de antaño, siempre de hierro, acero o metal, esas que recuerdan a la época industrial. Actualmente este tipo de lámparas son un recurso estupendo en decoración de estilo industrial y muy especialmente en cuanto a su reciclaje y reutilización para el diseño de lámparas.

Actualmente este tipo de lámparas son un recurso estupendo en decoración de estilo industrial y muy especialmente en cuanto a su reciclaje y reutilización para el diseño de lámparas.

El uso de poleas para hacer lámparas, aunque pueda parecer una idea contemporánea derivada del gusto por el estilo industrial vintage, en realidad se inició en el siglo XX, por una necesidad lógica, la de los trabajadores que necesitaban una buena iluminación con características ajustables.