Los movimientos estructurales o de los materiales o acabados de construcción o, también, los factores ambientales provocan microfisuras superficiales en las paredes y mamposterías.

Para sellarlas y proteger las paredes hay en el mercado un nuevo producto, la pintura Permalátex elastomérica.

Roberto Mancero, asesor de línea decorativa de Pinturas Cóndor, explica que la elasticidad es la principal característica del producto, lo cual le permite ingresar a las fallas, de menos de 1 milímetro y sellarlas.

Esta pintura puede aplicarse en superficies enlucidas o empastadas sin ningún problema. El costo es de USD 18 el galón.

La pintura elastomérica tiene dos tipos de aplicaciones: directa con brocha y texturizada con rodillo. En el primer caso la pintura debe ser mezclada con agua. La proporción es que por cada galón de pintura se agrega un litro de agua.

Mancero asegura que el agua permite ingresar a las microfisuras. Se recomienda pasar dos manos de pintura, en la segunda ya no es necesario mezclarla con agua. La superficie debe ser lisa.

Para texturizar se añade sílice (polvo de mármol). Por cada galón de pintura se requiere un kilo de sílice. En el mercado se compra por sacos, cada uno tiene un valor de USD 15.

En la mezcla no es necesario añadir agua. Ninguna otra pintura tiene la característica de texturar la pared. La pared debe estar emporada, no enlucida para que la textura sea perceptible.

Antes de aplicar la pintura, se debe cubrir la pared con un sellador, que es una especie de pegante que protege la pared y la pintura. Este sellador sirve, asimismo, para que la pintura se adhiera mejor y haya un correcto anclaje en la superficie.

Otra de las ventajas, de la Permalátex elastomérica, según Mancero, es que con el sellador la pintura tiene mayor rendimiento, de 18 a 20 m² por galón, sin sellador se reduce a 15m².

Es necesario pasar dos manos del producto. Se debe dejar secar unas dos horas, antes de pasar la pintura. No dejar más de ese tiempo porque el sellador se seca y la pintura ya no se fija.

Los clientes tienen a disposición una base de 1 850 colores entre mezclas y colores de línea. El color no se degrada con el tiempo. Se aconseja que si va a pintar superficies lisas cualquier tipo de color, desde pasteles hasta fuertes.

Pero para acabados con textura es preferible elegir tonalidades fuertes como rojo, amarillo, azul y verde. La pintura tiene una duración de cuatro años, es lavable y resistente al restregado y a factores ambientales como lluvia, rayos UV y moho