Si estás pensando en pintar algún ambiente de tu hogar de seguro esta idea te encantará. El efecto degradado en paredes es una técnica de decoración que nos permite jugar con varios tonos de un mismo color. Hay varias formas de lograr este efecto. Compartimos ejemplos con diferentes colores en diferentes ambientes, continua leyendo!

Si te gustan los colores en tono pastel, puedes hacer un degradado muy sutil en tu habitación o en el lugar de tu elección. Esta opción nos ayuda a mantener la luminosidad y es preferible realizarla en lugares pequeños ya que ayuda a crear una sensación de amplitud.

Si te inclinas por colores vivos y energéticos puedes realizar esta técnica, marcando más la separación entre los tonos de un mismo color. Esto hará que tu espacio se vea único, original y exprese tu estilo.

Para lograr un degradado tipo acuartela, se puede utilizar una opción que le de un toque vintage al área en la que lo realices. Así se lo puede acompañar con varios adornos de este tipo y darle un aire retro y elegante.

Esta técnica de decoración se puede aplicar también en las gradas u objetos de tu casa. ¡Hay infinitas opciones y la decoración final la escoges tú!