Los cambios de clima son el tema del día. Unos días llueve y otros hace sol. Esto hace que las losas se dilaten y aparezcan las fisuras. Sin embargo, muchas veces, estos daños no son perceptibles al ojo humano.Milton Paredes, de Pinturas Condor, explica que en el mercado se ofrece un producto, entre otros, que ayuda a solucionar este tipo de problemas.